5 julio, 2018

Día del Bibliófilo

Pulsa sobre la portada de cualquier Gazetilla para visualizarla.

Uno de los días más queridos para la Unión de Bibliófilos Extremeños es nuestro ‘Día del Bibliófilo’ una especie de «Día del libro» intramuros, con nuestro Cervantes privado, nuestras ediciones, nuestro yantar, charlar y convivir amable.

La celebración de este Día especial es lúdica donde los actos giran alrededor del libro en sus más variados aspectos. Antes de reunirnos en torno a una mesa para compartir un almuerzo presidido por el libro como vínculo de todas las conversaciones, inauguramos un mercadillo de libros como aperitivo espiritual previo al jugoso discurso ofrecido por el escritor invitado en cada ocasión.

Hasta el día de hoy hemos tenido el placer de recibir a Arturo Pérez Reverte con El Club Dumas justo cuando acababa de ser publicado; Manuel Vázquez Montalbán fue el invitado en 1997, autor de El escriba sentado, obra (casi) de culto para los que, como el escriba, “dedican su corazón a las letras”. José Manuel Caballero Bonald abandonó su retiro en Sanlúcar de Barrameda para acompañarnos y dejar su impronta en Trujillo. Ana María Matute acudió en 1998 a este Día con su recién nombramiento como Académica bajo el brazo y en 1999 la “niña de la guerra” Josefina R. AldecoaFrancisco Brines, el gran poeta valenciano de la llamada generación del 50 y una de las voces líricas más importantes de este último medio siglo, inauguraba con su presencia el año 2000 y Juan Manuel de Prada, joven novelista, ganador del Premio Planeta en 1997 con su novela  La Tempestad se acercó a Trujillo un año más tarde para compartir con los presentes su sabiduría y experiencia en el mundo de los libros. Un Día del Bibliófilo el de ese año especialmente emotivo para todos los bibliófilos pues dedicábamos un cálido y merecido homenaje a nuestro querido Mariano Fernández-Daza, IX Marqués de la Encomienda, bibliófilo de Oro y maestro de las letras y la cultura extremeña.

La Unión de Bibliófilos invitó en 2002 a Justo Vila, maestro, historiador, escritor, director de  Biblioteca de Extremadura y bibliófilo. En su charla enseñó a los presentes a mirar, tocar y palpar a los libros y a acabar con el miedo que algunos tienen a las librerías y bibliotecas. Y con un magnífico ‘Decálogo de Bibliofilia’ bajo el brazo el profesor Víctor Infantes nos visitó en el 2003. Bibliógrafo, bibliófilo, erudito y sabio hombre sensible supo trasmitir a los asistentes el rigor y la pasión amena y deleitosa que proporcionan los libros. Además dio buenos consejos sobre cómo tratar a los libros, ‘compañeros callados, maestros y sabios que nos acompañan toda la vida’.

Un año más tarde, los bibliófilos se reunieron para acompañar y deleitarse con la presencia del profesor y crítico literario Ricardo SenabreSempere, Medalla de Extremadura y poseedor también de la Encomienda de Alfonso El Sabio. A lo largo de casi una hora el profesor Senabre, bajo el título “Libros, libres”, dedicó bellas y emotivas palabras al mundo del libro.

En mayo de 2005 la UBEx tuvo el placer de contar con la presencia de Mario Vargas Llosa, sin duda, uno de los mejores novelistas  en lengua española de los siglos XX y XXI, finísimo crítico literario, ensayista y fecundo autor teatral. Dos fueron las ciudades extremeñas que le acogieron. Viajó hasta la ciudad de Trujillo, donde recordó a sus antepasados y a Almendralejo para ofrecer una magnífica conferencia. Más de 200 personas no dudaron en acercarse para conocer al autor de ‘La fiesta del chivo’, disfrutar del placer de la lectura y compartir con “este heredero predilecto de Cervantes” su ejemplar fe de vida literaria.

El 13 de mayo de 2006 fue para la UBEx una fecha importante por poder acoger al gran escritor de 100 años Francisco Ayala quien se mostró cercano dejando al descubierto más detalles de su persona como narrador, ensayista, académico y crítico y donde todos los amantes del libro y seguidores del escritor fuimos testigos de la lucidez metal, la energía y el brillo de la mirada de este joven maduro que es Francisco Ayala.

En el año 2007, asistió y homenajeamos a Antonio Prieto intelectual y fino filólogo con múltiples ensayos, monografías, ediciones críticas en su haber; un novelista de prestigio, productor de cuentos, ricos y abundantes  y autor de artículos de prensa, campos en los que junto con el mundo editorial ha dejado su extraordinaria impronta creativa.  Y el pasado año, nos visitó el novelista extremeño Jesús Sánchez Adalid,  Premio Lara 2007, en cuyo haber cuenta con casi una decena de novelas, ocho de ellas publicadas con notable éxito, además de haberse ido afianzando de manera sólida en su labor de articulista.

En 2009, nos acompañó en este día especial Pureza Canelo, una de las máximas figuras literarias actuales de nuestra región. Escritora reconocida y recientemente galardonada con la Medalla de Extremadura.

En 2010,homenajeamos a Jose Miguel Santiago Castelo, un gran intelectual extremeño, Director de la Real Academia de Extremadura, magnífico poeta y un brillante profesional del periodismo como lo demuestran los numerosos galardones en su haber como el premio Julio Camba de periodismo o el Premio de Extremadua a la Creación otorgado el pasado año.

En 2011 rendimos homenaje a Luis Landero, con él charlamos de libros, de autores, de poesía y de la vida. Un hombre que se mantiene al margen de los circuitos culturales, que escribe por necesidad. Para Landero, escribir es una pasión en sí misma, escribir una buena frase, un buen libro, es un placer que no tiene precio. Tras más de treinta años dedicado a la enseñanza, consiguió contagiar esa pasión a sus alumnos, que enseñar literatura es educar la sensibilidad, y para eso es fundamental el trato directo con los textos, sobre esos cimientos, se puede construir el edificio entero del saber literario.

En 2012, celebramos nuestro Día del Bibliófilo con Alejandro Luís Iglesias en Guadalupe, donde la imprenta extremeña de manos del estampador Diaz Romano en 1545, dio a la luz nuestro primer libro editado, el tan renombrado como poco leído, Ábito y armadura espiritual de Diego de Cabranes, según Rodriguez Moñino. Era pues de justicia celebrar aquí nuestra fiesta grande y hablar de libros con nuestro homenajeado, experto bibliógrafo, bibliófilo y antiguo profesor de las universidades de Salamanca y La Rioja, ganador del primer Premio de Investigación Bibliográfica Bartolomé José Gallardo y amante de la música barroca.

En 2013, homenajeamos a Jesús García Calderón, Fiscal General de Andalucía. Un invitado de lujo en nuestro hablar de libros. Difícil es separar la condición de jurista de la de escritor, porque es imposible imaginar, y él lo contó, que se pueda separar la vida real que pasa por las manos de un fiscal, de la de un literato, que en cualquiera de los casos que trata ve la posibilidad de un relato, un personaje o alguien a quien no se puede olvidar porque nunca se sabe por dónde van a deslizarse los personajes que nacen de la tinta, aunque la condición de fiscal haga que las circunstancias se modifiquen y la vida se dulcifique, ya que siempre es más dura que lo que la literatura nos cuenta.

En el año 2014, nos acompañó José Julián Barrigra Bravo, periodista, bibliófilo, amante de la buena poesía, escritor prolífico, apasionado por las tradiciones y la vida rural, hombre culto, amable, reflexivo y de íntegra calidad humana. Con él hablamos de sus pasiones: los libros, el periodismo y Extremadura, la tierra que lo vio nacer.  Su pasión bibliófila comenzó cuando siendo un niño su padre le regaló su primer libro: Platero y yo. Una pasión que le ha llevado a poseer la mayor colección de ediciones de la centenaria obra de Juan Ramón Jiménez.

Carmen Fernández Daza fue nuestra homenajeada en 2015. Escritora, ensayista, miembro de la Real Academia de Extremadura, directora del Centro Universitario Santa Ana y presidenta de nuestra asociación durante nueve años. Incansable investigadora y luchadora sin fin por dejar alto el pabellón bibliográfico de la región donde interviene. Vigilante, tutora y guardiana de la memoria, obra y legado de su padre Mariano Fernández Daza: la Biblioteca IX Marqués de la Encomienda.

En 2016, rendimos homenaje a Manuel Pecellín Lancharro. Conocedor profundo de los libros, bibliotecas, archivos, acumulaciones y torres de papel que por doquier se hallan. Lee todo lo que cae en sus manos. Lleva una escrupulosa cuenta de lo que se publica en la región, o lo que, publicado fuera de Extremadura, tiene que ver con ella. Desde sus volúmenes de bibliografía extremeña nos da cumplida cuenta de lo que pasa en el mundo de la literatura. Esa ingente recopilación bibliográfica que ha asumido, así como el trabajo incesante en pos de la Cultura en Extremadura le han llevado a la Real Academia de Extremadura, donde ejerce las tareas de Secretario.

En 2017 contamos con la presencia de Agustina Bravo Ortuño para celebrar nuestro Día del Bibliófilo en el marco de la Feria del Libro de Badajoz. Si desde que eres adolescente te desenvuelves entre estanterías plagadas de libros catalogados y pendientes de colocar, si desde la más tierna juventud empiezas a saber que un libro nunca, nunca es igual a otro porque hay tantas manos que los tocan, tantos ojos que los leen y tantas mentes que los interpretan que los hacen únicos, que cualquier ejemplar es una joya por simismo, si esa es tu trayectoria vital, no puedes ser más que bibliófila. La biblioteca de la familia Rozas es de todos los extremeños. Tina ha hecho de su vida el reflejo de una biblioteca única, de una forma de vivir los libros que nada tiene que ver con lo habitual: los libros son charla, enfrentamiento, diversidad de opiniones, objetos de deseo y motivo de reencuentro emocionado. Tina enseña los libros, acompaña, ordena, comenta y deja pensar sobre ellos, conocedora de que el libro que no se lee y toca, no existe.